La fiesta del bebé

¿Qué es una fiesta del bebé o baby shower?

Hoy queremos hablarte de las cada vez más famosas baby showers. Como seguro ya sabes, son fiestas prenatales de origen anglosajón que se celebran uno o dos meses antes del nacimiento del bebé. En origen, se trataba de una reunión en la que las mujeres de la familia compartían sus conocimientos y su experiencia con la futura mamá y, aunque hoy sigue siendo una celebración en esencia femenina, cada vez son más las familias que prefieren una fiesta en la que participan también los papás, abuelos, tíos…

Organización

La iniciativa de la organización puede partir de la futura mamá o de un familiar o amiga próxima, y el grupo de invitados suele ser reducido. A la hora de elegir el lugar donde celebraremos nuestra pequeña fiesta es muy importante tener en cuenta la comodidad de la embarazada, así que lo ideal es una opción tranquila e íntima, como su propia casa o, también, la de una amiga o familiar, aunque por supuesto puedes elegir hacerla en un jardín, un local privatizable, un parque…

Recordemos que el objetivo principal es la entrega de regalos para el bebé. Si recibes una invitación a una baby shower infórmate sobre si hay una lista de regalos, pero si no la hay, mi consejo es que te decantes por lo práctico, como canastillas con enseres de baño, tartas de pañales, muselinas, juguetes sencillos, pijamitas, adornos para la habitación del niño o la niña…

Una fiesta íntima… y con mucho gusto

En lo que se refiere a la decoración tenemos muchas opciones. En algunos casos, cuando recibimos un encargo de este tipo nos centramos en una gama de colores en tonos pastel; en otros, en una temática infantil (animalitos, globos, baberos, carritos…) Pero también es cierto que algunas mamás prefieren una reunión más centrada en ellas y sus invitad@s, menos naif, como un picnic, una tea party… En definitiva, como ves, no hay reglas: sigue tus gustos.

Lo más habitual es organizar una merienda (aunque, por qué no, también un brunch). Tampoco aquí hay pautas fijas, ya que podemos ofrecer bocados salados ligeros y aperitivos saludables además de una mesa de dulces o bien sólo esta opción, es decir, una vistosa presentación de tartas, cupcakes, macarons, cake pops, popsicles y galletas decoradas con la temática de la fiesta. Nos encanta añadir brochetas de frutas y bebidas no alcohólicas en recipientes divertidos.

Una playlist bien escogida y agradable siempre es un elemento a tener en cuenta, pero desde luego el plato fuerte de tu baby shower serán los juegos. Anima a los invitad@s a intentar adivinar la fecha del nacimiento de tu bebé o a decorar bodies que conservarás siempre. Pasaréis un rato muy divertido si les propones intentar atarse los zapatos sosteniendo un globo atado alrededor de la cintura, vestir a un muñeco a contrarreloj o darse de comer entre ellos tarritos de bebé con los ojos vendados.

Por último, no olvides contar con un libro de firmas o un recipiente (por ejemplo con forma de biberón) donde tus allegados puedan dejar sus mensajes para ti y el nuevo miembro de la familia. Un buen final para una baby shower es dar un pequeño detalle a los asistentes, para que así conserven un recuerdo del momento tan especial que habréis compartido.

Yolanda M.

Yolanda M.

Directora de Ladyvictoria Eventos y apasionada del diseño, la gestión de eventos y la gastronomía.

3 comentarios en «La fiesta del bebé»

  1. La llegada de un bebé es maravillosa por si sola
    Pero nada más bonito que compartirlo con tus allegados.un post cargado de ideas y si llega el momento me pondré en vuestras manos para que sea el mejor baby shower.
    Muchas gracias por el trabajo que hacéis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba